CerrarEsta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas.
FÓRMATE, EXPERIMENTA, DIVIÉRTETE
Haz realidad tus sueños artísticos en nuestro centro PERFORMART, la mejor academia de comedia, magia y oratoria de Barcelona. Nuestro trato personalizado y familiar te hará sentir como en casa.
DESCUENTO EXCLUSIVO ONLINE

Un máximo de 10 alumnos por clase nos permite tener un profesorado cercano al alumno. Cada alumno es diferente y requiere una atención específica según sus necesidades. Los cursos son presenciales y la matrícula es GRATUITA.

Nuestra flexibilidad y variedad de horarios nos permite adaptarnos a tu día a día y posibilita que recuperes clases perdidas en otros turnos. Los cursos abiertos se pagan mes por mes, por lo que puedes ausentarte los meses que estimes oportuno o darte de baja cuando creas conveniente.

Nos adaptamos a cualquier nivel. Abarcamos desde la enseñanza de iniciación, donde te instruimos desde cero, hasta el asesoramiento a profesionales en activo. Contamos con un método de enseñanza propio que ha permitido a varios de nuestros alumnos dedicarse profesionalmente al mundo de la comedia.

Nuestros cursos diseñados para ti
Curso de cartomagia en Barcelona ON LINE
Curso de improvisación teatral infantil en Barcelona
Curso de magia en Barcelona ON LINE
Curso imitación de voces en Barcelona
Curso Hablar en público en Barcelona presencial y ON LINE
Curso de improvisación teatral en Barcelona
Curso de monólogos en Barcelona on line
todos tenemos posibilidades Es posible desarrollar cualquier habilidad artística desde 0. Sómos expertos en formación de artistas. Si te apasiona, puedes conseguirlo. No existen límites posibles.

VICTOR PARRADO

ADRIAN RIDAO

Escuela de interpretación, monólogos y magia en Barcelona

También ofrecemos cursos de cartomagia, hablar en público, imitación de voces, Clown en Barcelona...

A menudo, publicitados en redes sociales, carteles de asociaciones sin ánimo de lucro o, simplemente recomendados por amigos o familiares, topamos con profesionales que ofrecen charlas motivacionales (charlas milagro). Las charlas milagro y el pánico escénico son el «late motiv»

Debo reconocer que la gente sale con un subidón de moral importante pero ¿y la efectividad? Normalmente, esa inyección de energía, ese power positivista culmina en cuanto te acuestas. A la mañana siguiente es un recuerdo y a los dos días vuelves a la actitud con la que entraste a esa sala.
Este tipo de conferencias están fenomenales… como aperitivo, como el previo a unos copiosos platos que requieren su proceso de digestión.

En PerformArt tenemos un curso estrella que desde hace 7 años nos está dando enormes satisfacciones. Se trata del curso “HABLAR EN PÚBLICO”, impartido en Barcelona, que nos permite superar el pánico escénico que en ocasiones nos bloquea o que en mayor número de veces llega a afectar incluso a nuestro día a día en nuestras relaciones laborales y afectivas.

Un 70% de la sociedad tiene o padece pánico escénico pero un gran número de este colectivo sólo es capaz de descubrir que lo sufre cuando son forzados a exponerse a ese miedo.

Desde el punto de vista laboral, el pánico escénico disminuye la productividad del trabajador, pues ocupa parte de su tiempo preocupándose y dándole vueltas a esa presentación, reunión o exposición que debe realizar ante público. Asimismo, dificulta una posible relación fluida con el resto de compañeros.

Nuestro curso de “HABLAR EN PÚBLICO” en Barcelona ayuda a las personas en su desarrollo profesional, ofreciéndoles herramientas para que se conviertan en trabajadores más efectivos, seguros de sí mismos y con dotes de liderazgo. No todos los pánicos escénicos son iguales, así que trabajamos en el proceso de cada individuo de forma personalizada.

Una charla emocional y motivadora debería ser la antesala o el impulso para inscribirse a nuestro curso.

Manu Pradas
Director y profesor de PerformArt

Cuando le preguntas a una persona si tiene pánico escénico te suele contestar “¡No, yo pánico no tengo!”. Y es que la palabra “pánico” es de esos vocablos que alertan, que ponen en sobre aviso, que asustan. Y como dirían en la película Tiburón: “Martín, es todo psicológico. Si gritas: ¡Barracuda!, todos dicen: ¿Qué?. Si gritas: ¡Tiburón!”… el cuatro de julio se desatará el pánico aquí.”

Nos asusta autodiagnosticarnos, vaya a ser que sea grave. Cuando la realidad es que la gran mayoría compartimos cosas tan comunes como el “Pánico escénico”. Una de las primeras cosas que preguntamos en nuestro curso de Hablar en público en Barcelona es ¿Qué te sucede cuando vas a hablar en público? Y la verdad, hemos tenido respuestas de todos los colores: me pongo nervioso, me quedo en blanco, se me seca la boca, me atropello hablando, hablo muy rápido y no se me entiende, me pongo muy rojo, tengo sudoración fuerte espontánea, tartamudeo,… Todo eso, en mayor o en menor grado, es pánico escénico.

¿Se puede solventar el pánico escénico? Claro. En nuestro curso de Hablar en público en Barcelona, mediante una serie de ejercicios que se realizan en diversas disciplinas de arte dramático, conseguimos, con mucha práctica, que nuestros alumnos se expongan delante de otras personas con toda la seguridad del mundo. Nosotros somos nuestro peor enemigo. Tenemos esa voz interior que nos está juzgando y que nos impide expresarnos con naturalidad.

En nuestro curso de Hablar en público en Barcelona hay unas FAQ:

¿Por qué te pone nervioso el hablar en público? Porque me siento juzgado por los demás.

¿Qué es lo que te sucede cuando ves a alguien sufrir por estar hablando en público? Lo paso fatal por él, tengo empatía hacia esa persona.

¿Entonces, por qué piensas que cuando tú hablas en público los demás te juzgan? Por norma general, cuando vemos a alguien sufrir hablando en público nos sucede exactamente lo mismo. Solamente un psicópata disfruta viendo sufrir a otra persona. Por lo que no nos tenemos que sentir juzgados.

En nuestro curso de Hablar en Público en Barcelona conseguimos aislar esa voz interior que nos juzga constantemente y nos provoca vergüenza, pánico escénico y nos impide disfrutar de una charla en público compartiendo nuestros conocimientos.