CerrarEsta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas.
FÓRMATE, EXPERIMENTA, DIVIÉRTETE
Haz realidad tus sueños artísticos en nuestro centro PERFORMART, la mejor academia de comedia, magia y oratoria de Barcelona. Nuestro trato personalizado y familiar te hará sentir como en casa.
DESCUENTO EXCLUSIVO ONLINE

Un máximo de 10 alumnos por clase nos permite tener un profesorado cercano al alumno. Cada alumno es diferente y requiere una atención específica según sus necesidades. Los cursos son presenciales y la matrícula es GRATUITA.

Nuestra flexibilidad y variedad de horarios nos permite adaptarnos a tu día a día y posibilita que recuperes clases perdidas en otros turnos. Los cursos abiertos se pagan mes por mes, por lo que puedes ausentarte los meses que estimes oportuno o darte de baja cuando creas conveniente.

Nos adaptamos a cualquier nivel. Abarcamos desde la enseñanza de iniciación, donde te instruimos desde cero, hasta el asesoramiento a profesionales en activo. Contamos con un método de enseñanza propio que ha permitido a varios de nuestros alumnos dedicarse profesionalmente al mundo de la comedia.

Nuestros cursos diseñados para ti
Curso de cartomagia en Barcelona ON LINE
Curso de improvisación teatral infantil en Barcelona
Curso de magia en Barcelona ON LINE
Curso imitación de voces en Barcelona
Curso Hablar en público en Barcelona presencial y ON LINE
Curso de improvisación teatral en Barcelona
Curso de monólogos en Barcelona on line
todos tenemos posibilidades Es posible desarrollar cualquier habilidad artística desde 0. Sómos expertos en formación de artistas. Si te apasiona, puedes conseguirlo. No existen límites posibles.

VICTOR PARRADO

ADRIAN RIDAO

Escuela de interpretación, monólogos y magia en Barcelona

También ofrecemos cursos de cartomagia, hablar en público, imitación de voces, Clown en Barcelona...

Entrevistamos a David García, profesor en PerformArt de Improvisación teatral y Monólogos cómicos. Hablamos especialmente de su faceta de profesor de Monólogos cómicos, él se encarga de enseñar acting a los alumnos para potenciar sus textos en escena.

Tu función en PERFORMART es enseñar a los alumnos a interpretar el texto. ¿Qué diferencia hay entre un monólogo teatral y un monólogo de Stand Up Comedy?

En primer lugar, para mí el Stand up es un estilo que mantiene una estrecha relación con el teatro, pudiendo hablar de que mantiene una relación significativa con las técnicas de interpretación más tradicionales. Cambian las finalidades y los objetivos de quién las interpreta y de lo que éste quiera comunicar. Hay monólogos de Stand Up más físicos que otros y hay monólogos en el teatro de Chéjov dónde el texto cobra una especial relevancia por encima del “cómo se dice”.

Pero en mi opinión, la mayor diferencia, y esto creo que sería la norma general, es que en el monólogo teatral buscamos la creación de un personaje y entenderlo, saber de dónde viene y hacia dónde va y en el stand up cuenta más el ahora y el cómo lo vive el que lo interpreta, sin ninguna máscara.

Investigar en emociones y sentimientos

¿Qué recomiendas a los monologuistas que se escudan únicamente bajo el texto?

Si un monologuista se puede escudar en algo seguramente será en su texto. El cómico lidia con muchos otros factores a nivel ambiental y técnico y su gran báculo será sin duda el tener un montón de gags en los que el confía.

Pero sin duda y esto también es una opinión personal, cuando encuentras una acción física, un silencio bien trabajado o un buen trabajo de voz y consigues hacer reír al público es muy gratificante. Además, a veces por no investigar más en nuestras emociones y sentimientos nos perdemos nuevas maneras de interpretar nuestro texto y de aportar mayor profundidad y riqueza.

Les animaría a que probaran sin dudarlo una de mis clases jejeje…

¿Qué aporta un buen acting a un monólogo?

El acting es una herramienta más para poder explicar lo que se quiere explicar. La palabra llega hasta donde llega y se queda corta para poder comunicar todo lo que uno quiere y conseguir lo que uno quiere, que en el caso del stand up, es hacernos reír.

Un cómico completo creo que debería tener un buen acting. Después podremos discutir su efectividad en el escenario y con el público, pero en su ejecución han intervenido muchas técnicas y herramientas trabajadas de antemano, sin ninguna improvisación, por lo tanto, es un trabajo más completo.

¿Qué significa para ti, la comedia?

La comedia es la crítica capaz de sacar el lado bueno de las cosas, mientras más se ría un país de sí mismo y del mundo dónde vive más avanzado será.

Bobby vive en un piso de la ciudad. Sus amos le quieren y le cuidan muy bien. Pero una parte de él le pide libertad. Le pide poder salir a correr al exterior por dónde él quiera. Poder explorar el mundo, conocer a otros como él, ponerse a prueba. Sin embargo, su realidad no le permite más que pequeñas escapadas de 10 minutos al día para hacer sus necesidades, correr un poco por el parque y olerse el culo con otros perros. Son sus 10 minutos de gloria. Ese espacio de tiempo en el que Bobby vuelve a ser él. 10 minutos de libertad que le recargan las pilas antes de sumirse de nuevo en la rutina.

Para mí, PerformArt son como esos 10 minutos de Bobby. Mi momento de libertad. Dos horas en las que puedo ser yo mismo, en las que el cómico que llevo dentro puede expresarse sin censuras, sin miedos, sin ser juzgado. Dos horas de terapia grupal que me permiten transformar todas las preocupaciones del día a día en humor. En las clases de PerformArt los alumnos dejamos correr nuestra imaginación y nuestro ingenio para construir bromas que compartimos entre todos. Y Manu Pradas nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos.

Por eso me paso toda la semana esperando que llegue el martes para ir a clase. Porque en PerformArt me siento libre como Bobby cuando lo sacan a pasear, pero no nos olemos el culo. Por ahora.

Roger Prat
Alumno de PerformArt y presentador de Humor en Público

Entrevistamos a Silvia Hermida, una de nuestras alumnas más entrañables. A quien conocimos en nuestras clases de Hablar en público y la misma que continúa con nosotros en Monólogos cómicos e Improvisación teatral.

¿Cómo era Silvia Hermida antes de conocer PerformArt?

Desde siempre me gusta hacer reír pero antes me costaba exteriorizarme y solo mostraba mi lado cómico a mis amigos. En situaciones de menos confianza y nuevas para mí, solo estaba segura con las manos en los bolsillos, me invadían los nervios, me costaba expresarme, y sobretodo mirar a los ojos era todo un reto para mí.

¿Cómo es ahora?

Sigo con las manos en los bolsillos pero he notado que en estos años he hecho un cambio a nivel de expresión y desenvoltura bastante grande. Además tengo nuevas aficiones e inquietudes y puedo decir que me he subido a un escenario (varias veces ya) a hacer un monólogo, cosa que antes no me hubiera imaginado ser capaz de hacer.

¿Qué has aprendido en la escuela?

En la escuela he aprendido a improvisar, a escribir comedia y a doblar sillas del Ikea a dos manos.

Já! ¿Qué te gustaría seguir aprendiendo?

Quiero seguir formándome, salir cada vez más de mi zona de confort, pulir y mejorar mis textos, pero sobretodo seguir compartiendo grandes momentos de risas con los compañeros y profesores.

¿Qué es la comedia para ti? ¿Piensas dedicarte profesionalmente a la comedia?

Vi un tweet del gran Pepe Colubi que me gustó mucho que dice «El humor y la timidez generalmente se dan juntos. […] El humor es una máscara y la timidez otra. No dejes que te quiten las dos al mismo tiempo». Dedicarme a la comedia es un posible camino a tomar en mi vida que no descarto pero prefiero ir poco a poco y seguir aprendiendo.

Dime en una palabra ¿qué significa PerformArt para ti?

Familia

*Entrevista a nuestro ex-alumno Víctor Parrado

¿Qué significa para ti la comedia?
Para mí, la Comedia es terapia. Conseguir que las personas que acuden a un espectáculo salgan mejor de como entraron es sencillamente mágico. Los efectos que produce la risa son muy beneficiosos para el organismo. Saber reírse de la vida y de los problemas es necesario y vital para poder afrontar el día a día con otra actitud. No conozco a nadie a quien no le vaya bien reírse. Hay mucha gente necesitada de la risa, máxime hoy en día con tanto estrés, tanta tecnología que nos aleja de las personas y tanta presión que llevamos encima. La Comedia es un canal de comunicación, un puente entre público y artista, que permite generar una energía diferente y positiva. La esencia de la Comedia para mí está en acercar a las personas, no en alejarlas. Ha de ser algo amable, aunque pueda ser transgresor. Desde el cariño, desde el amor y desde la empatía. La Comedia relativiza problemas y desenquista tabúes. Es como esa pomada que cura la herida, aunque a veces pica. Sin duda, la persona que tiene un micrófono tiene una responsabilidad de aportar algo a la sociedad. Como decía Dalai Lama: «tienes un micro, procura usarlo bien»

Disfrutar en esta profesión es importante, y como dice Víctor Parrado: en PerformArt disfruté muchísimo y esa es la base de esta profesión

¿Los cómicos nacen o se hacen?
¡Ambas! creo que el cómico tiene algo en sus genes, desde que nace. Una gracia innata, cierto desparpajo, menos vergüenza que el resto… No le importa exponerse y ser el centro de atención, ¡al contrario! Y eso es algo muy positivo para subirse a un escenario y tratar de hace reír a las personas. Porque haces una función de bufón y el bufón ha de ser el primero que sepa reírse de sí mismo. No obstante, el cómico que se forma, que aprende, que escucha y que intenta mejorar día a día es el cómico que evoluciona y crece. Puedes tener una base buenísima, un talento innato pero has de trabajar mucho, pulir, mejorar, rectificar y sobretodo, ser autocrítico. El mayor enemigo del cómico es su ego. Mal canalizado, puede ser autodestructivo. Por eso es importante no dejar anidar los elogios en la cabeza y seguir trabajando a diario para mejorar. Aquél que crea que ya lo sabe todo, tiene un gran problema: habrá tocado techo sin saberlo. Es importante seguir formándose, aprendiendo y sobretodo, escuchando a los demás. Siempre digo que uno nunca deja de ser aprendiz. El margen de mejora y la curva de aprendizaje viene de la humildad misma y de la voluntad de ser mejor que uno mismo. Es una carrera de fondo y como tal, uno ha de ser consciente que se ha de ir reciclando cada x tiempo y sobretodo, intentar mejorarse a diario, función a función, show tras show. Solo así uno va alcanzando un nivel superior en su Comedia.

¿Qué te ha aportado PerformArt?
¡PerfomArt me aportó muchísimas cosas! en primer lugar, me dio técnica de escritura para darle forma a mis textos y guiones, ganando en comicidad y en ritmo. En segundo lugar, mucho acting. Mejoré la interpretación de mis textos gracias a trabajar la improvisación y toda la parte gestual. Existen muchas situaciones en las que uno no se puede basar únicamente en el texto y debe salirse del mismo, para ganarse un público difícil, para controlar una sala, para dirigirse a alguien en concreto…en definitiva, para tener el control de la situación en todo momento. Salirse del texto implica salir de la zona de confort y eso solo se puede hacer confiando en otro tipo de herramientas, que yo aprendí en la academia. A día de hoy, cualquier gag que lanzo tiene mayor impacto y genera más humor gracias a la suma de todo lo que aprendí en su momento. Además, en PerformArt disfruté muchísimo en cada clase y esa es la base de esta profesión: disfrutar y jugar. En el momento que dejas de hacerlo, tienes un problema, pues se convierte en otra cosa. La Comedia está para disfrutar y hacer disfrutar y en esa esencia radica todo. Creo que PerformArt tuvo mucha influencia positiva en mí en ese sentido también, así que solo puedo estar agradecido por lo que aprendí y compartí.

En PerformArt hay gente como tú, a veces pasa que cuando nos gusta hacer algo, a veces, no encontramos con quién hacerlo o gente que tenga el mismo gusto por esa actividad. No siempre nuestros amigos tienen las mismas aficiones que nosotros, estas son personales y a veces muy particulares. Solemos escoger a nuestros amigos por el cariño que les tenemos, porque hemos compartido vivencias, porque de alguna manera o en algún momento construimos un vínculo entre nosotros, pero esto no quiere decir que nos dediquemos a lo mismo en nuestro tiempo de ocio.

Quiero dedicarme a la comédia

Lo importante es que no te desmotives por no encontrar gente que comparte tus gustos, probablemente no los conozcas ahora, pero te aseguramos que hay mucha gente a quien le gusta hacer las cosas que te gustan a ti. Apostamos por ello. En nuestra escuela tenemos perfiles muy diversos de personas con una cosa en común: el gusto por la comedia, por la improvisación teatral, por la magia, etc. Y claro, antes de conocernos también pensaban que sus gustos no eran tan comunes o que tal vez no hay mucha gente haciendo lo que ellos hacen, pero sí que los hay, y en PerformArt hay gente como tú.

La vocecita en tu interior

No pases por alto esa vocecita que de vez en cuando suena en tu interior: “escribe, actúa, prueba con la magia”, esa vocecita sonará y sonará y no es una buena idea acallarla. Más bien hazle caso, escúchala y prueba, te dejamos una cita de Francisco Menchén sobre el tiempo de ocio y la creatividad:

“Recrear tu vida supone tener activado los sentidos y estar alerta para actuar y tratar de mejorar. La pasividad te intoxica y bloquea, tal y como ocurre cuando te apoltronas a ver la televisión. Si te gusta la pintura, procura que cada cuadro sea mejor que el anterior, lo que te exigirá estudiar, practicar y establecer un reto. El mismo criterio se ha de emplear para cualquier otra afición: escribir un cuento, subir montañas, jugar al tenis. El tiempo de ocio es el recurso que nos permite construirnos como personas. Tiempo para ser uno mismo. El hombre que no aprovecha su tiempo de ocio para crecer como persona es un ser incompleto”.

Gely del Pilar

Quienes pasan por PERFORMART conocen el trato cercano y familiar que ofrecemos a nuestros alumnos. Nos resulta imposible no cogerles aprecio a lo largo de cada curso, pues compartimos emociones, risas y, en ocasiones, lágrimas. Algunos llegan al centro con el único fin de desestresarse, otros por ocio, varios por curiosidad y en mayor número por formación. Conocemos a la perfección la ilusión que uno siente cuando toma la determinación y el ánimo de querer dedicarse a lo que le apasiona. Empatizamos a tal nivel que nos supone un orgullo indescriptible y un regalo que muchos de nuestros alumnos puedan dedicarse a la comedia y sean reconocidos por ello, porque querer es poder.

Si uno quiere puede conseguir todo lo que se proponga. Con constancia los sueños son alcanzables. Y aquí va una buena muestra de ello:

VÍCTOR PARRADO

El Show de Parrado”  Teatro del Raval y Teatro Capitol.
El Peliculero”  Teatro Capitol
Cursos realizados en PERFORMART: Monólogos, Improvisación e Imitación de voces y parodia.

JORDI MERCA

“No me toques los polvos mágicos”  Teatreneu
“Yo sobreviví a la EGB”  Aquitània Teatre
Cursos realizados en PERFORMART: Magia

ADRIÁN RIDAO

“A 3 metros cielo”  Cafè Teatre Llantiol y Teatro del Raval
“Improvisión”  Sala Fizz
“The Walking Impro”  Sala Fizz
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos, Magia e Imitación de voces y parodia.

NEUS MOTOS

“Súbete a la Motos”  Cafè Teatre Llantiol
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos e Imitación de voces y parodia.

VICENTE GARRIDO y ALBERT ARRIBAS

“Al baúl”  Cincómonos: espai d’art
Cursos realizados en PERFORMART: Monólogos, Improvisación e Imitación de voces y parodia.

JOAN NATZARI

“Oye Siri” Cafè Teatre Llantiol
Actor principal spot McDonalds Italia.
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos, Clown e Imitación de voces y parodia.

DAVID SIMÓN

“El Gran juego de Kaffüt”  Cafè Teatre Llantiol
“The Walking Impro”  Sala Fizz
Actor principal spot ALDI
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación y Monólogos.

VERO ROCAMORA

“The Walking Impro”  Sala FizzCursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos, Clown, Magia e Imitación de voces y parodia.

OSCAR BAYONA

“Impro freak show”  Sala Piratas Comedy Club
“El Gran juego de Kaffüt” Cafè Teatre Llantiol
“Improvisión”  Sala Fizz
“The Walking Impro”  Sala Fizz
“Impro freak catch show”  Sala Piratas Comedy Club
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos y Magia.

GABBY GARCESO

“El Show de Garceso”
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación, Monólogos, Clown, Magia e Imitación de voces y parodia.

DANI LUNA

“Historias de un Butanero”   Sala Ars Teatre Bcn
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación

MARIA JOSÉ ALGUACIL

“Sueños mágicos de una payasa”  Cincómonos: espai d’art
Cursos realizados en PERFORMART: Monólogos e Imitación de voces y parodia.

JORGE SANTINI

“En ocasiones veo idiotas”  Sala Ars Teatre Bcn
Ganador de numerosos concursos:
. Concurso de Monólogos “40/40” Hospitalet
. Concurso de Monólogos “Shora Reus” Tarragona
. Concurso nacional de Monólogos “Bages Comedy”
. Concurso Sant Patriks Terrassa
. “Humor a primera vista” Sant Andreu de la Barca
. Arnedo La Rioja
. Concurso nacional de Monólogos de la Sala Daluxe Zaragoza
. Finalista del concurso nacional de Monólogos “Opera Valencia”
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación.

JORDI PARETAS

Ganador de concursos de comedia:
Festival del Humor de Cunit
Pallejà en Bar Parèntesi
Cursos realizados en PERFORMART: Improvisación y Monólogos.

EDU BARCELONA

“El último del Paralelo”  El Molino
Cursos realizados en PERFORMART: Monólogos.

ÓSCAR SANMARTÍN

Ganador de los concursos: Mess Igualada, Teatre olesa Montserrat, Pub km 0, Can baste y semifinalista en St. Patrick’s, Can Ramón, Cunit…
Cursos realizados en PERFORMART: Monólogos e Improvisación teatral.

A por ello, querer es poder.

Cada vez que un alumno performartero tiene un triunfo, pequeño, mediano o grande, lo celebramos como nuestro, no siempre lo decimos, porque tenemos muchos alumnos y el día a día nos sobrepasa, ustedes ya saben… pero no dejamos de alegrarnos y llenarnos de orgullo por sus logros y crecimiento, si estás preparado: súbete a la Motos.

Neus Motos es una de las alumnas que pasaron por PerformArt como un vendaval, con una determinación muy fuerte desde un primer momento. «Manu, he venido a triunfar» nos dijo desde el primer día y no ha descansado ni un minuto para conseguirlo. Estamos contentísimos con el estreno de su monólogo en el Teatro Llantiol y dentro de toda la vorágine que está viviendo mientras produce su espectáculo, nos escribió unas líneas que compartimos con ustedes:

«El próximo 13 de febrero debuto en el teatro Llantiol, no es la primera vez que actuo en un teatro, pero si que es la primera que actuo sola, quien iba a decir hace tres años, que llegaría tan lejos, aquel día que empecé en la escuela PerformArt, no pensé ni siquera que tendría que subir a un escenario, y hoy he perdido la cuenta de todos los que he pisado.
Miedo, nervios, responsabilidad, todas estas emociones desparecen cuando agarro con fuerza el micrófono y me olvido de todo, ni pienso, todo fluye cuando ves al público sonreir.
He tenido buenos maestros en la escuela donde todo empezó , y multitud de cursos, siempre hay que seguir formándose, me rodeo de buenos compañeros, quizás lo más bueno de esta profesión. Aparte, claro, del público es la cantidad de buenas personas que conoces donde siempre encue tras una mano amiga , un consejo, y una sonrisa . Agradezco de corazón a todos los que me han ayudado a llegar hasta aquí, ahora hay que demostrar si ha valido la pena.

Estamos seguros que sí ha valido la pena, compruébenlo ustedes mismos en el Llantiol desde el miércoles 13 de febrero, todos los miércoles a las 22.30h.

Pues eso, que si te atreves…súbete a la motos.

Me estoy desnudando y no tengo frío. Me estoy quitando capas y capas de algo oscuro y pesado. Un manto de invisibilidad… y de imbecilidad. Sí, porque he sido tan imbécil de creer que mis miserias son horribles y que había que taparlas mucho mucho para que no salieran a la superficie, pero ellas, más listas y rápidas que mi miedo encontraron una pequeña rendija llamada PerformArt y yo, la miedica pensé: » lo controlo » ¡¡ Ja !! Se ha hecho un boquete que ríete tú del agujero de Alcatraz…

…Se han escapao… y anda luciéndose por escenarios a través de una desvengozada Diva que les da alas…
Y resulta que eso que yo tapaba con mil capas estaba lleno de humor hilarante.

Sí, tengo ojos de búho, toda mi vida renegando de esta mirada mía tan extraña, y que a veces asustaba (que te mire un búho fijo…te cagas), ahora resulta que con las alas del humor es sólo peculiar.

Sí, soy una desorientada rayando la deficiencia y resulta que a la luz del foco y mi fugada Diva-Manager se convierte en genialidad.

Ya ha salido cuatro veces a escena de mano de un escapista profesional de traumas (siempre pide cuando llegas a su academia cinco líneas sobre tus complejos, traumas o ridículos) llamado Manu Pradas.

¿Mis traumas? Son unos vendidos, están haciendo cola ansiosos por salir a escena, han escuchado risas fuera y quieren contarle a todo el mundo su versión a través del humor.

Temo cuando esta Diva, saque la artillería pesada… Oh my God! que no tiene filtroooo!! Le encanta exhibirse y no tiene miedo al escenario…

Y por ahí andamos sueltos: una Diva acompañada de sus ex-traumas, haciéndose visible a través de los escapistas (Manu no está solo), David Simón y David Prieto lo acompañan.

Amenaza esta Diva con buscar más aliados.

Adela López Garcia

Para perder el miedo escénico, para retarse, para probar algo nuevo, para hacer felices a las personas, para convertirse en un profesional de la comedia o por error. Muchos son los motivos para iniciar un curso de monólogos cómicos.

Y así como distintos son los motivos, distintos son los alumnos, sus personalidades, anhelos y aptitudes. Además de aprender las herramientas básicas para construir un gag, en PerformArt hacemos comunidad. Y no es raro ser parte de un equipo en un lugar donde se encuentran nuestras risas, nuestros intereses en hacer reír y nuestros sueños.

Curso de monólogos cómicos en PerformArt

Cada uno trae su singularidad y al contrario de tener un maestro tajador que moldea a todos sus alumnos hasta hacerlos iguales, Manu (Pradas) nos hace sacar nuestra esencia, lo más peculiar que tenemos, lo que nos identificará como comediantes para, a nuestro modo, hacer reír. Es verdad que nos queda por ahí su sello inconfundible, ese gag que delata claramente que un texto ha sido “manuseado”, pero no se pierde lo que traemos, nuestra voz, que tan importante es.

Si ya comenzaste a escribir y en un momento ya no tienes ideas, también tenemos profes que nos hacen ver y enfrentarnos a nuestros textos desde otra perspectiva, David (Simón) es otro monologuista y gran improvisador teatral que nos hace virar nuestra mirada a otras opciones, abre el abanico de posibilidades con la dedicación y paciencia de quien pule una piedra hasta que aparece el brillante. De nuestro empeño y perseverancia dependerá que dejemos de ser las roquitas feas y toscas que todavía algunos novatos parecemos.

¿Y basta con tener un texto bien hecho para ser monologuista? no, para eso tenemos a David (García) profe de acting, David es un excelente actor que nos enseña las técnicas básicas que el trabajo escénico requiere. Un buen texto no se debería deslucir con un acting deficiente o inexistente, David pone al servicio de los alumnos su inagotable energía para hacernos brillar en el escenario.

¿Y qué nos queda a nosotros?

Existir, asistir y persistir. “El camino es largo y difícil” nos dicen los experimentados, seguro que cambiarán nuestros motivos y sueños en el tiempo, who knows? pero ahora estamos aquí, #performarteando.

 

Gely del Pilar

«Es que no tengo gracia» (yo mientras dudaba)… muchas son las excusas que utilizamos para mantenernos alejados de nuestros sueños ¿Seremos tontos? No, solo tenemos miedos. Miedo a ser juzgados, al ridículo, a ser rechazados.

En mi caso el miedo era incluso a llegar a clase, a escribir una línea, a leerla en voz alta, a entrar al salón etc. De hecho un simple “hola” me suponía un momento incómodo.

Algunas personas tenemos más exacerbados nuestros miedos; sin embargo, dar el paso a subir a un escenario, supone para todos una experiencia como mínimo retadora.

 

Enfrentar el miedo

Pero pararse frente a un montón de personas a realizar una obra, un monólogo, una presentación, es mucho más que una ocasión para enfrentar el miedo.

Es una experiencia donde escuchar las risas es poesía; sentir un aplauso es más que un bálsamo para el ego, es la señal de que a esas personas les divirtió tanto lo que dijiste, que decidieron regalarle una expresión más grande que su risa. Saber que tienes la atención de muchos pares de ojos sobre ti y un montón de par de oídos escuchándote es un regalo invaluable que el público te ofrece.

Ver entre ese público a tus amigos es un momento sublime donde cada célula de tu cuerpo salta de alegría, mientras tu cerebro te mantiene dentro de los límites prudentes de una sonrisa. Saber que esas personas han decidido desplazarse para ir a verte, incluso cuando ya lo han hecho antes, es una razón para recordar que la vida se nutre de pequeños instantes y maravillosas personas, formando grandes historias.

Desde que el guapísimo presentador pronunció mi nombre, sentí una inyección de adrenalina natural energizando mi cuerpo, poniendo punto final a las voces que minutos antes me decían: “¡qué coño haces aquí!”, y dando paso a esa sensación que indica que llegó el momento y es realmente fantástico.

Tomé el micrófono entre mis manos, un poco torpe, y empecé a soltar mi monólogo… escuchaba mi voz como el sonido del aire de una pelota que se empieza a desinflar, entre bajito y chichón, entre inseguro y rápido como si tuviera prisa por acabar. Pero esos pocos minutos de calentamiento pasaron y de repente me sentí dueña del lugar. El susto inicial se transformó en una avalancha de reacciones internas altamente excitantes.

Una vez terminado el monólogo, esos aplausos finales y alguno que otro silbido se sienten como la champaña en el pódium de una carrera de Fórmula 1. Es un instante gratificante tan corto que podría ser eterno. Sentí que a esa gente que me aplaudió la amaría por el resto de mi vida y podría fundirme con ellos y volverme uno, como el universo jajajajajaja.

Dicen que la felicidad no es estable, que se forma de pequeñas experiencias.

Para mí fue una experienciota y una sensación de felicidad que ni Coelho podría describir.

¡Gracias, Universo PerformArt!

 

Satori Vélez
«Sastoris»